Temporada 2019 Nelly Antúnez

Reconocimiento a su trayectoria, y en ella también a otros artistas que con su estirpe han forjado las más rica de las tradiciones de nuestro teatro.

Recuerdo que hace ya unos cuantos años -cuando era estudiante de la EMAD, épocas de espectador incansable- quedé encantado con la puesta que había hecho Jorge Denevi de la obra de Arnold Weske, Cartas de amor en papel azul (Teatro del Anglo / Sala 2, 1993). La puesta contaba con la actuación impactante de uno de nuestros grandes, Pepe Vázquez, y un atractivo dispositivo escénico extendido a lo largo del pequeño espacio de la sala que acotaba las funciones a unos pocos espectadores, a quienes exigía absoluta atención. Allí las acciones se iban sucediendo mientras, en el más profundo de los silencios, se desplazaba una presencia que sin emitir una sola palabra emanaba un vasto abanico de emociones. Nelly Antúnez era esa intérprete; capaz de sostener durante toda la obra ese silencio, el silencio enamorado con que tanto insistía Levón en sus clases que una actriz o un actor debería ser capaz de sostener en escena.

Nelly Antúnez forma parte de ese emblemático grupo de egresados de la EMAD, alumnos directos de Margarita Xirgu, generación primogénita de una sucesión de actrices y actores que la escuela ha aportado durante décadas al teatro nacional y que siguen teniendo, tanto en nuestro país como en el exterior, un sello identitario que da personalidad y relevancia a la escena uruguaya.

Sería muy extenso repasar la larga carrera de Nelly en su totalidad, tanto en la Comedia Nacional , como en el teatro independiente, en el que cosechó numerosos galardones. Sala Verdi fue muchas veces su casa, el escenario en el que durante tardes y noches pudimos disfrutar de su talento.

Esta temporada 2019 llevará su nombre en reconocimiento a su trayectoria, a su aporte; y en ella un reconocimiento que contiene también a otros, a artistas que con su estirpe han forjado las más rica de las tradiciones de nuestro teatro que tanto nos honran, esas que tenemos que cuidar como una de nuestras grandes distinciones.

Gustavo Zidan

 

 

 

Compartir